Salud y Belleza

¿Cómo alisar el cabello?

como alisar cabello

Con el paso del tiempo nos hemos acostumbrados al uso de la plancha o el secador de cabello para obtener un cabello liso y sedoso la mayoría del tiempo, esto aunque haya resultado eficaz ha traído una serie de consecuencias que seguro has notado. El calor generado por esos instrumentos se ve reflejado en una mala salud de tu cabello, cuando se muestra excesivamente seco o con una gran cantidad de puntas abiertas.

Si bien es cierto que hay productos que nos pueden ayudar a proteger el cabello a la hora del secado o planchado, siempre es necesario tomarnos un descanso de esas prácticas, de manera que el cabello pueda recuperarse y mejorar su aspecto. Si lo que buscas es la manera de alejarte de esas prácticas que le hacen daño a tu cabello pero aun deseas mantener el look lacio de tu cabello, aquí te mostraremos los mejores métodos para alisar tu cabello sin la necesidad de usar planchas o secadores.

Recomendaciones antes de comenzar

  • Recuerda, no todo cabello es liso por naturaleza. Los distintos tipos de folículos pilosos, es decir de donde se crea y sale nuestro cabello puede expresar tanto cabello liso como rebelde por lo tanto, aunque algunas de las técnicas que vamos a ver a continuación sean verdaderamente eficaces, los resultados pueden llegar a ser temporales y no permanentes.
  • También resulta pertinente decir que estos alisados que conseguiremos a través de las próximas técnicas no lucirán igualmente lisos como los conseguidos a través de la plancha o el secador pero la verdadera fortaleza de estas técnicas radica en la belleza de tu cabello, pues se verá radiante y lleno de vida.
  • El corte de cabello que lleves también es una pieza clave para poder hacer que tu cabello se vea lacio, ya que nos va a permitir controlar el volumen y el Frizz.
  • Si tu cabello es pesado, resulta conveniente llevar un estilo de cabello largo pues el mismo peso aplastará el cabello, haciendo que luzca liso.

Cosas que vas a necesitar

  • Peine desenredante
  • Champú
  • Acondicionador
  • Toallas
  • Coletas
  • Aloe Vera
  • Pañuelos de seda

Preparación del cabello

  • Champú y acondicionadores, los amigos de tu cabello. Lo esencial en este punto, al querer tener un cabello liso y saludable es siempre mantenerlo bien cuidado y con el uso de acondicionadores. Consigue los productos que mejor se adapten a tu estilo de tu cabello y mantén una rutina de cuidado constante, ya verás que al poco tiempo tu cabello te lo agradecerá.
  • Cuidado con las puntas abiertas. Uno de los enemigos más recurrentes de un cabello Estas puntas favorecen la aparición del Frizz, lo que vuelve el cabello más difícil de alisar, te recomendamos cada vez que puedas deshacerte de esas odiosas puntas abiertas.
  • Cuidado al peinar. Procura peinar tu cabello de forma suave y solo cuando sea necesario ya que de lo contrario puedes maltratar tu cabello haciéndolo aún más rebelde.

Ahora que ya conoces algunos consejos para preparar tu cabello de manera que estén en las condiciones más óptimas para poder alisarlas, te mostramos cuales son los métodos más efectivos.

Método del moño

Con este método lo que se busca es fijar el cabello mientras dormimos, de manera que se puedan evitar ondulaciones y enredos.

El primer paso para que este método funcione es que luego de lavar y acondicionar el cabello, retirar toda el agua y la humedad, para esto es muy importante tener mucho cuidado al usar una toalla para  secarlo, pues si eres muy brusca puedes terminar por enredarlo y generar volumen. Usar el peine desenredante para favorecer este proceso.

El siguiente paso es tomar todo el cabello y comenzar a torcer sobre la base, para luego sujetar con la coleta, aunque lo más eficiente seria solo realizar un moño, esta decisión suele ser personal ya que tu cabello se debe encontrar que no te moleste a la hora de dormir.

Luego que hayas logrado fijar el cabello, cúbrelo con el pañuelo de seda, este evitara la fricción excesiva de tu cabello con la almohada de manera que se reducirá favorablemente el Frizz y el volumen generado al dormir.

Método de las coletas

Este método es bastante famoso ya que no solamente se usa para alisar el cabello de manera natural, sino que suele ayudar para mantener  el alisado conseguido por la plancha y el secador.

Para este paso también resulta conveniente combinarlo con el uso del pañuelo de seda, porque como se había mencionado antes, previene la fricción con la almohada.

Lo primero que hay que hacer luego de lavar y secar tu cabello con mucho cuidado, es separar tu cabello por secciones y peina cada uno de ellos con el peine desenredante.

Luego que hayas peinado toda la sección, coloca una coleta en la parte inicial de la sección, es decir lo más cerca de la raíz del cabello. Recuerda fijar bien ya que no queremos que la sección se suelte a media noche.

Una vez colocado esa coleta, vuelve a pasar el peine desenredante y coloca otra coleta tres centímetros debajo de donde  colocaste la primera. Repite este paso hasta llegar al final del cabello.

La cantidad de secciones en las que se separa el cabello va a depender de cuando ondulado y rebelde resulte tu cabello, mientras más lo sea deben haber más secciones pues el cabello ondulado es más dócil de peinar en partes pequeñas.

Mascarillas para el cabello

Aunque la función principal de las mascarillas para el cabello no sea alisarlo, es un método que nos ayudará a potenciar las otras maneras de alisar el cabello que hay. Las mascarillas para el cabello ayudan a combatir los efectos negativos de la humedad y sobre todo ayudando a que el cabello pueda absorber todos los nutrientes necesarios para que este pueda llenarse de vitalidad, combatiendo así las ondulaciones y rizos.

Una de mis mascarillas favoritas es la de Aloe Vera, porque fortalece el cabello desde la punta a la raíz  y sus componentes también aportan mucha hidratación, además  que es completamente natural.

Puedes preparar una mascarilla de Aloe Vera muy sencilla desde tu casa, sólo tienes que cortar un trozo de la planta y extraer la gelatina que se forma en su interior, esto lo diluyes en un poco de agua y luego lo aplicas en tu cabello por alrededor de 30 minutos. Luego lava tu cabello con tu champú y acondicionador de tu preferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *